EL CONSUMISMO MEXICANO EN SU MEJOR MOMENTO

A pesar de la incertidumbre financiera que se visualiza para el

próximo año, los consumidores mexicanos no paran de comprar.

Este acto consumista ha venido a ser un punto beneficioso para

la economía del país, que se ha posicionado en el 68% del

Producto Interno Bruto. 

El incremento de valor del dólar con respecto al peso ha

dirigido las compras de consumismo mexicano hacia productos

nacionales, debido a la inflación mas baja que se ha registrado

aumentando menos que los salarios, ocasionando que incremente

el poder adquisitivo. 

En 2015 el PIB aumentó en 2.5% a tasa anual, asi como el sector terciario

(comercios y servicios) tambíen aumentaron un 3.3%, por otro lado

las actividades secundarias (minería, construcción, energía, petrolera)

sólo creció un 1.0%. Siendo las ventas al menudeo en tiendas departamentales

y de autoservicios durante 2015 por 1.32 billones de pesos, 10.3% más que el año anterior. 

 

Los créditos de nómina ese mismo año registró un aumento en su tasa anual del

14.7%, que simbolizan 4.2 millones de créditos otorgados. 

 

A pesar de que el panorama no se veía prometedor para 2016, el consumismo de

los mexicanos siguió en pie. Las actividades terciarias crecieron 3.7% en el primer

trimestre de este año.

La hoteleria y los comercios aumentaron 6.8 y 3.6% cada uno. 

 

Este factor favorable para la economía del país que ha sido causado por la baja inflación, los créditos altos y la volatilidad del peso, pudieran repercutir a los consumidores para finales de este año. 

 

Así como se estima que el consumismo tenga una baja para el proximo 2017 ya que no comprarán a la misma velocidad de este año, puesto que se habrían adelantado compras y disminuido la capacidad de endeudamiento.

 

Este fenómeno no se veía desde hace mucho tiempo en el país, en donde el consumismo sostuviera la economía de la nación. Aunque no se sabe cuanto durará esta sinergia, los pronósticos a corto plazo no son alentadores.

VOZ Empresarial 22 JUN 2016