• Luis F. Núñez, NiO Company

¡Pongamos nuestras Brillantes Ideas en Acción!

“Echemos a volar nuestra imaginación y descubriremos un mundo de ideas.”

Nos pasamos la vida entera generando ideas, pensando en posibles productos que cambiarían el mundo o, por lo menos, facilitarían nuestra vida. Esto nos sucede todos los dias, a todas horas, en donde menos lo imaginamos. Algunas ideas son muy locas, mientras que otras cuentan con las cualidades para ser de muy buena utilidad y hasta en algunos casos de verdad pueden cambiar al mundo.

¡Es hora de atrevernos a soñar!

Negarnos y constantemente afirmarnos que no se nos ocurren ideas o que las ideas son solo para personas que nacieron con un don especial es imposible, porque gracias a ellas es como los seres humanos hemos estado evolucionado.

El cerebro esta dividido en 2 partes: el Hemisferio izquierdo, encargado de la parte verbal, la lingüística, la elaboración de análisis y cuentas matemáticas; y el Hemisferio derecho, que nos brinda la capacidad de desarrollar el arte, la imaginación, la capacidad de soñar y crear nuevas ideas.

Todos los seres humanos usamos las 2 partes del cerebro, algunos con más desarrollo en un hemisferio, otros más desarrollados hacia el otro, ¡pero nadie nos escapamos!

¿Cómo desarrollamos ideas?

Crear ideas innovadoras es prácticamente natural en el ser humano, es nuestra necesidad de evolución; nos topamos con ellas mientras conducimos un automóvil, mientras cocinamos, a la hora del trabajo, en las reuniones con amigos, etc. Siempre y a todas horas nos pueden invadir ideas que fácilmente pueden cambiar al mundo, porque nacen de nuestras necesidades que enfrentamos diariamente.

Pero volvemos a nuestra rutina, le restamos importancia porque tenemos cosas más importantes e inmediatas que hacer y en qué pensar, añadimos un mini-estudio cerebral de 30 segundos pensando en la viabilidad de la idea, su aparente complejidad, sus procesos legales, de manufactura, inversión, materia prima, mercadotecnia, ventas, financiamiento y... preferimos -cómodamente- dejar el sueño escapar.

¡No dejemos escapar nuestras ideas!

Quizá veamos nuestras ideas complejas y muy difíciles de hacerlas realidad, pero para otros, tal vez sean muy simples de realizarlas y cuentan con todas las herramientas técnicas y financieras para convertir nuestros sueños en realidad.

Cada vez tenemos más herramientas que nos permiten crear mejores productos, mejores empresas y permitirnos obtener nuestro sueño de libertad financiera.

¡Compartamos y Pongamos nuestras Brillantes Ideas en Acción!

Luis F. Núñez, NiO Company

www.niocompany.com

3 vistas
Notas Destacadas
Notas Recientes