El Auto Show de Detroit se vistió de patriotismo estadounidense.

January 13, 2017

El Auto Show de Detroit se vistió de patriotismo estadunidense.

 

Trump presionó a los fabricantes para que favorecieran el empleo en suelo estadounidense más que en México.

 

A solo 7 días de la toma de protesta de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, las armadoras como Ford, General Motors, Toyota, Honda, Nissan, y  Hyundai su presencia de marca en este gran evento internacional vistieran todos los automóviles de los colores de la bandera de Estados Unidos, porque dicen que los clientes norteamericanos son muy nacionalistas y les gusta estrenar vehículos hechos en su país y eso es una premisa básica para su producción.

 

A diferencia de los mexicanos, los norteamericanos se alinean al nuevo presidente y sienten un orgullo de ser estadounidenses, quieren   consumir lo que el país produce, y aunque a muchos no les gusta el estilo que tiene  Donald Trump,  le dan el voto de fe, hasta que se compruebe todo lo contrario.

 

En  México nuestro patriotismo  es  una cultura de la crítica y el divisionismo  en el ADN de los mexicanos,  es “tírenle al presidente desde su toma de posesión, hasta que termina su mandato” y vean las consecuencias, una  imagen internacional e interna pésima,  de desorden, caos, ingobernabilidad y un destino poco atractivo para inversiones que andan buscando un lugar para asentar sus proyectos y generar los empleos y la inversión que se necesita a gritos nuestro país.

 

Obvio las diferencias entre los dos países, en USA se ve a donde paran los impuestos que tributan y la corrupción aunque la hay y sobre todo en la elite, los norteamericanos de la clase trabajadora están orgullosos de ser quiénes son y eso sí,  votaron por Trump porque les aseguro empleo y regresarles su vida anterior holgada y de consumo, y el enemigo creado que es México está funcionando ante esta clase media baja sin mucha cultura, pero si unida y organizada cuando quieren lograr sus propósitos de mejorar, no importa el costo.

 

Que tan importante es la imagen que tiene un presidente ante los inversionistas del mundo,  el Show de Detroit fue diseñado  para enviar mensajes de declaraciones de fidelidad a Estados Unidos, prioridad a las inversiones e incluso vehículos con los colores de la bandera. En el Salón del Automóvil de Detroit, los fabricantes extranjeros compiten en patriotismo estadounidense y lo lucen como Toyota que anunció 10 mil millones de dólares que invertirá para los próximos 5 años y presumió 40 mil empleos dados a los norteamericanos.

 

Cuando veremos nosotros un evento así, donde se alinean todos a un proyecto, tanto extranjeros, como locales exaltando  al país y todos terminan con un nacionalismo y creyendo que Estados Unidos seguirá siendo el líder y el mercado global por el que todos se pelean y están dispuestos hasta fingir para lograr permanecer y crecer en este pedazo de pastel que todos los inversores del planeta se quieren comer.

 

Toyota y Honda defienden en Auto  Show de Detroit sus operaciones en México.

 

Los directivos de las automotrices japonesas Toyota y Honda defendieron en el Autoshow de Detroit la relevancia de sus operaciones en México, pues aseguraron que son complementarias a las que tienen en Estados Unidos.

 

Bob Carter, vicepresidente de operaciones automotrices de Toyota Motor Sales USA, dijo que el Toyota Corolla es un buen ejemplo de la complementariedad que hay entre ambos países. “Este modelo lo fabricaremos tanto en Mississippi como en Guanajuato. El grueso de la demanda de Corolla en Estados Unidos continuará abasteciéndose desde la planta de Mississippi, y la operación de México complementará esa producción”.

 

Carter aseguró que el volumen de Mississippi no disminuirá una vez que la planta de Guanajuato entre en operación, y agregó que abrir una planta al sur del Río Bravo tampoco generará el traslado de empleos de Estados Unidos a México.

 

Nisan a la expectativa. 

 

Ni siquiera porque los mexicanos decidieron comprar carros Nissan por encima de otras marcas, José Muñoz, presidente de Nissan Norteamérica destacó que es demasiado pronto para especular, si continúan en México que incluye la operación de 3 plantas y 15 mil empleos, o no, pero que si las reglas del juego cambian pues si tomarían las medidas conducentes para seguir creciendo en Estados Unidos y ver que pasara con su producción en suelo mexicano, si llegara la amenaza cruda de Trump de traerse la operación a Norteamérica. 

 

Como se puede observar todos los fabricantes están a la espera de la toma de protesta y de  las decisiones amenazantes de Donald Trump se convertirán  en realidad.

 

Es impresionante como el mundo está a la expectativa de este bravucón pelirrojo y no se ve un liderazgo global fuerte que lo detenga, ojala China determine estratégicamente pelear ser el número 1 en la económica global y pudiera equilibrar la balanza del poder político y económico global,   ya que en estos momentos de incertidumbre   los mercados tiemblan  por un empresario metido a política y que será una experiencia única para los propios estadounidenses y el mundo entero que sigue rindiendo pleitesía  a  este país que muchos odian, pero que le temen más. 

 

Tags:

Please reload

Notas Destacadas

REFORMAS ESTRUCTURALES Y LA NUEVA DINÁMICA EMPRESARIAL

October 27, 2015

1/7
Please reload

Notas Recientes
Please reload

Síguenos en:
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Icono de la aplicación SoundCloud