Los impuestos no son para todos

January 8, 2018

No terminaban las vacaciones y como un balde de agua fría, regresamos a la cruda realidad, se inicia la cascada de requerimientos a los contribuyentes sonorenses cautivos, llegando los estados de cuenta a los negocios y hogares de los impuestos que se cobran por el municipio los prediales, que acabamos de pagar con descuentos de hasta el 90% de los intereses y otra vez volvemos a empezar y que se suman a los del gobierno del estado con la revalidación de placas.

 

El cobro del impuesto por renovación de placas por uso privado para este 2018 es por un monto total de 1244.00, por cada unidad, no importa el año, ni la marca.

Nos llama la atención los conceptos que se suman para integrar este monto de 1244.00 pesos.

La expedición de la tarjeta de circulación y revalidación de placas por 122 pesos, sostenimiento de la Unison por 106 pesos, contribución al CECOP 106 pesos, fortalecimiento infraestructura educativa por 106 pesos, fortalecimiento y sostenimiento de la Cruz Roja 50.00 pesos y aportación “voluntaria” a los bomberos por 20 pesos.

 

Hay 3 conceptos que tienen el mismo monto de 106 pesos, UNISON, CECOP e infraestructura educativa, quien sabe bajo qué criterio lo sacaron, Cruz Roja y Bomberos que dice “voluntario” a fuerzas, no se cuida la narrativa para los contribuyentes que son obligados a pagar,

 

El asunto es que en Sonora el parque vehicular ha aumentado, se habla de unos 850 mil vehículos, de los cuales se dice que hay 300 mil que son “chuecos” y a los cuales nadie les va a cobrar nada, ni siquiera los van a molestar, porque nadie se ha hecho cargo de esa impunidad que vemos en las calles galopantemente y que los ciudadanos cumplidos ven como el suelo no es parejo y justo.

 

Pagar impuestos es una obligación de todos los ciudadanos, todos contribuyen para que los gobiernos tengan los recursos para mejorar la infraestructura, la educación, la salud, hasta aportaciones a organizaciones internacionales humanitarias que tienen sus campañas anuales, como la Cruz Roja y los bomberos que se les reconocen como indispensables en nuestra sociedad por su participación generosa y profesional.

Pero no se puede concebir que cerca de 300 mil sonorenses dueños de carros "chuecos", nadie les exija nada, ni siquiera un seguro contra terceros, pagar una placa especial de la entidad, para tenerlos controlados ya que estos vehículos no sean utilizados para agravar aún más la inseguridad en la entidad, pero pareciera que es políticamente no conveniente, porque estos grupos que les otorgan placas con siglas raras, si "gritan" haciendo valer sus derechos y los ciudadanos cumplidos ven como esta impunidad crece aún más la credibilidad en la ley y la justicia.

 

A los cumplidos se les exigen 3 meses, para cumplir con esta revalidación de las placas, y si no lo hacen...se anuncia en conferencia de prensa la amenaza de que sus vehículos serán confiscados por la policía municipal, entonces se les conmina a pagar en tiempo y forma.

En cambio, los otros que por necesidad se hicieron de un carro extranjero, solo ven como la ley se cumple para unos y en ellos no.

 

Por más que se hace a la idea, cada inicio de un año, es muy difícil para el mexicano.

La cascada de impuestos para unos, no para todos, una inflación del 6.70%, la más alta en 20 años, el dólar a 19 pesos, incremento en energéticos, gas un 50%, electricidad, el mercado libre de las gasolinas, aumento en tasas de crédito, el suelo y los ingresos igual, depreciando el poder de compra de los consumidores que hacen fuerte el mercado interno del estado y país.

 

Se acabaron los tamales, las fiestas, las compras, el consumo galopante que nos provocan estas fechas que realmente su origen es religioso, pero que terminaron en una francachela consumista que permite la evasión de nuestros graves problema personales, sociales y la cruda realidad que viene con las elecciones del 2018, que no pintan como las mejores en nuestra novel democracia mexicana y que sabemos costaran la friolera cantidad de 29 mil MDP, las más caras del mundo para que terminen judicializadas ya que nadie reconoce al vencedor/ara.

 

Mucho de lo que nos pasa es el egoísmo, "si a mí, me va bien, lo demás quien sabe", y esta inconsciencia individualista y colectiva mexicana, debe llegar a su fin e iniciar con una actitud más generosa y comprometida este 2018, ya que el tiempo es un recurso no renovable y la capacidad de maniobra del país, aunque es un país de jóvenes se reduce, se acrecienta la inconformidad y la desesperanza.

 

En esto días de asueto de “calma chicha”, llegan miles de mensajes en los chats de reflexiones de cómo debemos comportarnos, reprogramar la mente, mejorar la actitud, usar la inteligencia al sacar provecho de los errores, como lecciones de vida que nos dan una nueva oportunidad para reescribir la historia individual y la colectiva que es urgente rescatar y empoderar.

 

Los expertos aseguran que lo único que le queda al ser humano, para salir de esta vida tan vacía, carente de valores y falta de amor, es la búsqueda de la verdad para elevar el nivel de conciencia que le permita luchar por un mejor mundo donde participemos cumpliendo y exigiendo justicia cuando se requiera.

Please reload

Notas Destacadas

REFORMAS ESTRUCTURALES Y LA NUEVA DINÁMICA EMPRESARIAL

October 27, 2015

1/7
Please reload

Notas Recientes
Please reload

Síguenos en:
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Icono de la aplicación SoundCloud