• Lic. Aurora Retes

¿Es hora de los empresarios en la política?


Está desatado el ambiente político en la entidad y en el país.

Los partidos políticos en quien nadie confía, están buscando actores competitivos que les traigan votos el día 1 de julio para ganar las elecciones este 2018, no importa hacer combinaciones ideológicas insostenibles, manejando un pragmatismo que los aleja de sus banderas y posicionamientos originales y los distinguían como de izquierda, derecha o centro.


Ahora entra al escenario el sector empresarial, que se ve interesado en competir y se manejan nombres entre ellos. El prestigiado Ing. Armando Barajas, todavía presidente de Canacintra Hermosillo, con varias propuestas de dos partidos el PAN y Movimiento Ciudadano, que según medios ya se decidió por la diputación federal distrito 12 del partido naranja.


Es interesante que el Ing. Barajas acepte entrar al quite en estos momentos cuanto la política está en unos de sus peores momentos, pero sabedor como es de que las cosas se hacen desde adentro, el empresario de la industria del reciclaje, decide cambiar las cosas, esperemos que gane, es una excelente opción en los temas de especialización que maneja.


Lo necesitan por su reputación impecable, conocimiento especializado en desarrollo de políticas e iniciativas medio ambientalistas y reciclado que apoye a tener una economía estatal sustentable y limpia en el tiempo y que por hoy son temas que no están en la agenda a pesar de la urgencia.


La Empresaria Mirna Rea, una mujer intachable, “La Mujer de Hierro” como todos la conocen, relacionada no solo por el sector que maneja comercialmente, sino por su probidad en la ejecución de su visión y metas. “Ahí voy” me dijo en evento social, suponemos que está luchando contra otros competidores del PAN, y que lleva buenas posibilidades. Vamos a ver qué pasa con Hermosillo.


El empresario cajemense Rodrigo Bours, se lanza como candidato independiente a la alcaldía poreste municipio y dice que va a conseguir 10 mil firmas que se necesitan para lograrlo, y asegura que su oferta política para Cd Obregón, es un nuevo modelo de gobierno con la sectorización del municipio y del cuerpo de cabildo cada uno de los regidores estarían en sus lugares de origen para acercarlos a la gente, ver sus necesidades más sentidas y responder eficientemente a sus exigencias.


Al parecer, el sector empresarial puede ser un buen lugar donde los partidos políticos deben buscar candidatas/os ya que son personas con liderazgos definidos y comprometidos, con sus metas y visiones, son protagonistas, nadie los “arrea”, al contrario son lo que conducen y acompañan a otros a crecer y desarrollarse.


En este turbulento ambiente, los empresarios juegan un papel interesante ya que actualmente con las contradicciones del sistema político actual, la corrupción, los partidos políticos desacreditados, la impunidad, hacen que estas figuras que tienen una visión empresarial, también han entendido que la sociedad tiene que trabajarse con ella, en regresar la confianza, poner metas con un seguimiento que las ideas y programas se realicen, visión de largo plazo, no como el sistema actual, que todo vuelve a empezar para conveniencia de los ganadores.


A pesar de que el gobierno trata de acordar con el sector empresarial, este tiene su propia versión de las cosas y no coincide en algunas ideas sustantivas, por ello, se hace difícil el dialogo y la narrativa entre ambas fuerzas, ya que los empresarios han sabido a través de los gremios, presionar y hacer que los gobiernos cedan o pacten el modelo económico en el que se trabajara.


Los empresarios este 2017 como nunca se unieron para luchar contra el cáncer de este país, la corrupción, impunidad, regulación engorrosa que evita la competitividad del país, y se han aliado para hacer un frente contra la inseguridad pública que lacera a México y que no se ve luz al final del túnel todavía.


El empresariado busca sus utilidades en las empresas, ya que arriesgan sus capitales en proyectos que pueden resultar un éxito o fracaso, por ello, es positivo que participen en política, ya que conocen de administración y saben que tienen que buscar y gestionar recursos propios que hagan a los gobiernos sustentables y nos como los actuales que tienen la deuda mas grande en la historia, por malos manejos financieros y de operación.


Los políticos alegan que el empresariado no tiene la sensibilidad social adecuada, porque ejerce liderazgo fuerte y decidido, y a la gente hay que tratarla con cuidado, otorgarles subsidios para sigan adelante.


Pero resulta que los empresarios lo que quieren es trabajar con organizaciones esbeltas, bien pagadas, pero eficientes y competitivas y eso no aplica en el librito del sistema actual que se maneja a través del corporativismo sindical que privilegia canonjías que nada tienen que ver con la productividad y los resultados que exigen trabajo, conocimiento y compromiso con el pueblo no con sus intereses.


Nos da gusto que los empresarios entren a la política en la calle, que escuchen, que se sensibilicen de las necesidades de la sociedad, y aporten su inteligencia empresarial, organizativa, administrativa, elaboración de proyectos y visión emprendedora y de gestión.


Todo este bagaje, que los políticos tradicionales no tienen, porque estos han sido alimentados y controlados por un sistema que les roba la iniciativa, el orgullo y la dignidad, olvidándose del compromiso asumido con quienes confiaron en ellos.


Los empresarios no quieren que las cosas sigan igual, necesitan codearse con la necesidad social, y aplicar lo que saben para sacar adelante a las comunidades que necesitan ser rescatadas no solo en mejoramiento en infraestructura educativa, salud, drenaje, electricidad, sino mas importante, sino la educación para desarrollar un cambio de actitud en las personas y sean protagonistas de su historia y responsables de sus decisiones y evitar echar la culpa a un tercero.

Notas Destacadas
Notas Recientes