• Aurora Retes

No solo el TLCAN respira, también la Reforma Energética

Marcelo Ebrard, futuro Secretario de Relaciones Exteriores al término del acuerdo económico preliminar entre México y Estados Unidos, salió presuroso a informar sobre el posicionamiento del gobernó entrante, que dijo “Andrés Manuel López Obrador, está muy satisfecho con el acuerdo que se ha logrado”.

Con este acuerdo preliminar se reduce la incertidumbre económica que empañabaa el horizonte del nuevo gobierno, sobre todo con las promesas de campaña que todavía no se contabiliza cuando costara el erario mexicano su cumplimiento.

Y dio su beneplácito en 4 puntos importantes para el nuevo gobierno:

  • Lo relativo al sector energético mexicano;

  • Las condiciones laborales y salariales de los trabajadores mexicanos;

  • Los espacios trilaterales de solución de controversias; y

  • La vigencia del acuerdo.

Para los empresarios mexicanos que el Tratado tenga una vigencia de 16 años y una revisión cada 10 años da la certeza de sus inversiones, así como la de los inversionistas extranjeros que desean invertir en nuestro país, y que da certeza a los negocios de exportación e importación de productos incluidos en el tratado nuevamente pactado.


Uno de los puntos que más aplaudió la izquierda que lidera AMLO, fue el incremento a los salarios de los trabajadores mexicanos y que fue apoyado por la mesa de negociación de USA que solicitaba incrementos de hasta 16 Dlls la hora, no llego a ese extremos pero los sueldos si van a recuperarse.


Pero si llamo la atención el tema del sector energético que no fue rechazado, por el contrario, a pesar de que en campaña se prometió utmbar la reforma energética, ahora solo se habla de revisar los contratos para que haya transparencia y cero corrupción, pero de derogarla, parece que ya no se tocara ese tema, sobre todo con la inversión comprometida internacional en los próximos 5 años que se proyectan en 200 mil MDD.


Dicen los expertos que el Presidente Electo parece haber guiñado un ojo a los empresarios que han invertido en el sector energético. Pues, aunque se rumoró que el equipo de López Obrador buscaría mecanismos para que los energéticos mexicanos no quedaran atados al acuerdo ni al libre comercio, el lunes no hubo mención del asunto.


Tampoco a cláusulas impuestas a México en materia petrolera, eléctrica o energética en general de algún tipo; lo cual nos permite intuir que ambos equipos quedaron satisfechos con el resultado.


Entonces no solo respira el TLCAN, sino tambien la Reforma Energética que agarro nuevos aires después de este histórico acuerdo económico entre Mixco y USA, se espera que Canadá entra al juego y continúe el tratado trilateral y siga America del Norte siendo uno de los mercados mas poderosos del planeta.



12 vistas
Notas Destacadas
Notas Recientes