• AURORA RETES

El Amor es el contagio de la esperanza en Cristo: Papa Francisco

No es tiempo de indiferencia, olvido, divisiones es tiempo de solidaridad y que el mundo se vea como una sola familia” y no regresar al egoísmo y ambición del pasado que ha puesto a prueba a la humanidad en esta circunstancia del covid/19.

Hoy el Papa Francisco, líder de la Iglesia Católica, en su mensaje Pascual le dijo al mundo, que no es tiempo de desesperanza, que la Resurrección de Cristo es un canto al amor perfecto y representa el mejor contagio de esperanza de corazón a corazón entre los hombres abatidos hoy por el covid/19, la ambición y la desigualdad flagelante en la humanidad actual.


La Resurrección de Jesús, el Hijo de Dios, no es una fórmula mágica, sino la victoria del amor, sobre la raíz del mal, una victoria que no pasa del sufrimiento a la muerte sino un camino un abismo transformando el mal al bien con el Poder de Dios.


El Papa le pidió a Dios que sane las heridas de la humanidad desolada por este covid/19 que atraviesan grandes pruebas a personas ancianas, niños, personas de alta vulnerabilidad y sobre todo a los que trabajan en centros de salud o viven en las cárceles, inmigrantes resalto el Santo Pontífice.


Para estas personas puede ser una Pascua de soledad, de numerosos lutos que provoca esta pandemia hasta los problemas económicos, esta enfermedad también evita que millones de personas se acerquen a la Sagrada Comunión que es alimento espiritual para el pueblo católico y acentúa el dolor y la soledad.


Dios nunca no has dejado solos y ahora más que nunca nos repite a todos, “No temas estoy contigo”, remarcó el pontífice.


Estas semanas para millones de personas del mundo, cambio totalmente sus vidas, encerrados en sus casas para muchos ha servido de reflexión, disfrutar de la familia al detener sus ritmo de vida, pero para millones es angustiante ya que piensan perderán sus trabajos con las consecuencias que ello implica.


Le pidió a los dirigentes del mundo tengan la sabiduría y den la respuesta que el pueblo necesita en cuidados y oportunidad en ofrecer los servicios sanitarios y de economía que necesitan los ciudadanos, para tener una vida digna en lo que se toma las vida cotidiana normal que se ha quedado atrás.


Esta época no es de indiferencia al contrario es de solidaridad y generosidad, procurar que todos los bienes básicos como alimentos, medicamentos y atención sanitaria, y pidió comprensión a los países a quienes les deben dinero países pobres para que reduzcan o condonen deudas y puedan dirigir esos recursos a ayudar a sus pueblos que están en muy flagelados por la pobreza.

Resalto que Europa está en condiciones muy trágicas y no sucedían desde la Segunda Guerra Mundial y dijo que las rivalidades no deben ser la dinámica actual para enfrentar este grave

problema sino que los países se reconozcan como una sola familia y se sostengan entre todos.


La Unión Europea tiene un desafío histórico y es importante dijo el Santo Padre se resuelva de la mejor manera porque también depende el mundo entero, exhorto aplicar soluciones innovadoras y dejar el egoísmo de particulares y la ambición desmedida que tienen al mundo con tanta pobreza y desigualdad y sobre todo poner a prueba la vida de las nuevas generaciones.


No es tiempo de división ni de egoísmos y poner a prueba a las futuras generas, Cristo es de unión y no es momento para seguir vendiendo armas que pueden ser usadas para curar y atender personas en el mundo y salvar vidas.


Es hora de poner alto a las guerras históricas de Siria, Yemen, Mozambique, Irak, Libando, Ucrania, Asia, es tiempo de que israelíes y palestinos encuentren una forma para vivir en paz.


Esta pandemia, no debe llevarnos al tiempo del olvido para tanto sufrimiento de la humanidad, pobreza, terrorismo, migraciones, miles son niños que viven en situaciones insoportables recordó el pontífice, además oro por Venezuela para que pueda dejar la política y el pueblo encontrar el camino de la paz y el desarrollo.


La indiferencia, el olvido, el egoísmo queremos que desaparezcan porque representan la muerte para miles de personas cuando no dejamos que sea Jesús El que triunfe abriéndonos el camino para la salvación y nos saque de ese mal que tanto dolor provoca.










2 vistas
Notas Destacadas
Notas Recientes