Ford comenzará fabricar el Mustang Mach-E y la Bronco en Sonora

May 25, 2020

Aunque aún no se hace oficial, todo indica que la fecha que quedará marcada en el calendario con el final de la producción del Ford Fusion será el 21 de junio.  
 
Se despedirá a este legendario sedán con honores y, tras un minuto de silencio, comenzará uno de los proyectos más ambiciosos de la planta de Ford, ubicada en Hermosillo, Sonora, reconocida como una de las más eficientes en el mundo. 
 
Ningún elemento del regreso de este legendario vehículo podía ser dejado a la suerte, así que para asegurar la calidad del producto le encargaron a la manufactura mexicana del norte del país esta misión.
 
El tan esperado regreso de esta camioneta que se fabricó de 1966 hasta 1996, en la legendaria planta de Wayne, en Michigan, se esperaba para el Autoshow de Nueva York, sin embargo la pandemia retrasó no sólo su presentación sino los planes de su producción, que junto con los de la Mach-E se tuvieron que posponer. 
 
Aunque las cinco generaciones anteriores ya ubican a este como un nombre legendario, nunca antes una Bronco había integrado tantos adelantos tecnológicos y un proceso de manufactura tan complejo.
 
Ford tenía planeado comenzar a entregar las primeras unidades de su primer Mustang 100% eléctrico y de la nueva generación de la Bronco en el otoño de este año, sin embargo, los problemas que ha causado el coronavirus en Norteamérica han obligado a la firma a retrasar el inicio de la producción de ambos modelos en México. 
 
Estas medidas fueron tomadas para que la firma pueda mantener recursos de cara a los próximos meses, afirmó a analistas del Bank of America, Hau Thai-Tang, jefe de Desarrollo de Productos y Compras de Ford, quien al mismo tiempo aseguró que no se esperan más retrasos.
 
“Dada nuestra incapacidad para trabajar en las plantas de ensamblaje durante las restricciones de resguardo en casa, tendrá un impacto en el tiempo del programa, en términos de los lanzamientos. Pero esperamos que los retrasos en el lanzamiento sean proporcionales a la duración del periodo de cierre”, agregó.
 
La Mustang Mach-E, presentada en el Salón de Los Ángeles a finales de 2019, comenzó a fabricar en Cuautitlán Izcalli sus unidades de prueba en febrero de este año, antes de que cerraran todas las plantas en América del Norte.
 

 


La producción de este  vehículo estaba planeada para el verano, pero se recorrió  hacia septiembre, por lo que se espera que las entregas de ambos modelos puedan comenzar en los meses finales de este 2020.
 
Por su parte, la nueva generación de la Bronco (la primera que se lanza en casi 25 años), no pudo ser lanzada en el Salón de Nueva York, que fue pospuesto a finales de agosto por la pandemia de covid-19.
 
Esta SUV, de la que Ford espera mucho, será fabricada en la planta de Hermosillo, Sonora, sustituyendo al Ford Fusion y al Lincoln MKZ, que se dejarán de producir a finales del próximo mes en esas instalaciones luego de más de 15 años. 
  
 
El inicio de las operaciones estaba planeado para el 13 de julio, pero fue pospuesta para el próximo 7 de septiembre.
 
Otro de los productos de gran importancia Ford en Estados Unidos es la pick up F-150, que este año estrenará una actualización, misma que  tendrá que esperar hasta el 12 de octubre  en Dearborn y el 9 de noviembre en Kansas City, por lo que se especula que llegará al mercado en 2021.

Please reload

Notas Destacadas

REFORMAS ESTRUCTURALES Y LA NUEVA DINÁMICA EMPRESARIAL

October 27, 2015

1/7
Please reload

Notas Recientes
Please reload

Síguenos en:
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Icono de la aplicación SoundCloud