• contactovozempresa

Está en nuestras manos frenar la covid-19: Cristóbal Chaidez Quiroz


La población en general debe prepararse para el cambio y arribar a una nueva normalidad comunitaria generando fortalezas en el cuidado de su salud, ya que con mayor prevención y protección menor será el riesgo de tener un contagio viral, afirmó Cristóbal Chaidez Quiroz, integrante del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A.C., con sede en Culiacán, Sinaloa. La actual pandemia biológica del coronavirus (covid-19) ha dejado grandes aprendizajes en los seres humanos y la forma en que hoy responden las instituciones de salud, educación, ciencia e investigación a nivel mundial, sostuvo en el académico invitado por la Academia de Ciencias Básicas y de la Salud, del Departamento de Ciencias de la Salud del campus Cajeme de la Universidad de Sonora. “Cierto es que cuando en México se dé un control sanitario a esta pandemia, como ya ha sucedido en varios países, no debemos regresar a comportarnos de la misma manera de antes porque entonces no servirá de nada todo este esfuerzo sanitario actual”, puntualizó en su intervención en la Primera Jornada de Conferencias Virtuales en el Ámbito de la Salud: Estrategias para el regreso a la nueva normalidad derivada por la covid-19, evento organizado por el Departamento de Ciencias de la Salud, del campus Cajeme de la Universidad de Sonora. Al abordar el tema Estrategias de desinfectante y buenas prácticas higiénicas ante covid-19 en vísperas de la reactivación económica, educativa y social en México, plateó que se deben ver los aterrizajes de otras experiencias del mundo, y lo que hicieron y hacen otras naciones--como China, Nueva Zelanda o Corea--, además de siempre trabajar en equipo y dejar de lado las individualidades porque afirmó que todos los esfuerzos que hoy se hacen contra la pandemia no funcionarán si cada quien hace lo que quiere y hace caso omiso a las recomendaciones sanitarias. Fue el pasado viernes a partir de las 16:00 horas, cuando a través del Canal YouTube Cajeme el reconocido investigador con más de 16 años de experiencia profesional en el área de la microbiología ambiental y de alimentos, sostuvo que todos debemos entender que el coronavirus “se va a ir si todos trabajamos juntos, más no por decreto presidencial o deseo de una solo persona”. Cristóbal Chaidez es investigador titular del Laboratorio Nacional para la Investigación en Inocuidad Alimentaria; miembro de la Academia Mexicana de Ciencias; forma parte del Sistema Nacional de Investigadores Nivel III y de otras instituciones, además de ser consultor experto de la FAO en temas relacionados con la inocuidad, microbiología del ambiente y alimentos. Chaidez Quiroz reiteró que, definitivamente, está en nuestras manos frenar la propagación de la covid-19 --incluidos los jóvenes y las personas sanas—, evitar las reuniones sociales multitudinarias en estos momentos y mantener al día de las recomendaciones de salud pública. “Este mal se previene con higiene, detección de síntomas, distanciamiento social y gestión de apoyos para aislamiento médico, así como la consabida cuarentena, control de infecciones y cuidados clínicos”, expresó. Psicosis colectiva Tras lamentarse que en la actual contingencia haya personas en nuestro país impactadas por diferentes formas de difusión que le generan psicosis -- especialmente vía redes sociales— al dejarse llevar por titulares o videos, sin revisar el origen, y fondo los contenidos, procedió a dar una serie de recomendaciones para evitar el contagio. El especialista hizo alusión a cómo muchas personas que salen a la calle sin tener alguna necesidad sustancial al sentirse desesperadas ante la contingencia y el llamado ¡Quédate en casa! muestran un dejo de egoísmo porque no piensan que hay personas que están al frente de la batalla contra la covid-19, como son médicos y enfermeros. “Desgraciadamente, hay gente que no se protege con los cuidados sanitarios, sin aceptar que esto no es un juego, sino una realidad y cualquiera que esté a nuestro lado nos puede contagiar. Por ello, mínimo, en general, hay que poner el énfasis en el distanciamiento”, planteó Chaidez Quiroz. En su exposición, citó que el virus se transmite vía gotitas de saliva al estornudar o hablar de cerca en lugares cerrados, mediante el cabello, los aerosoles y acercamiento social, que es opuesto al distanciamiento social, dijo. “Las partículas virales se pasan a la mano, luego al vehículo y a la barra de la puerta de casa o la oficina, empezándose así a dispersar y circular el virus con alta posibilidad de infección”, reiteró. Puntualizó que la mejor forma de prevenir el contagio, se da a partir del distanciamiento social y el hecho de que en los lugares públicos se utilicen mascarillas o caretas, pero aseguró que sin duda alguna la casa es el mejor lugar de protección como círculo de confianza. De lo contrario, observó, en lugares públicos, si una persona es susceptible y la otra está infectada, el riesgo se magnifica. En cuanto al uso de mascarillas (cubrebocas), dijo que son efectivas porque eliminan cualquier presencia de saliva y que, en el caso de las caretas, éstas evitan tocarnos la cara. En el caso de la primera protección, mencionó que además de la común casera está la N-95, que usan los médicos de primera línea, y la quirúrgica, de uso limitado. “Las tres son recomendadas, pero si hay mal uso de ellas, puede haber riesgo de contagio”. Enseguida, precisó que las manos son un vehículo de transmisión del virus porque es un acto reflejo tocarnos a cada rato la cara, la boca, los ojos, lo cual también es una forma común de transmisión. “Es necesario lavarnos las manos de manera continua durante 20 segundos para eliminar partículas y hacerlo con jabón será suficiente, aunque es también importante el gel a base de alcohol”, determinó el químico farmacéutico biólogo por la Universidad Autónoma de Sinaloa, con maestría y doctorado en Microbiología Ambiental y de Alimentos por la Universidad de Arizona. Amplio programa de higiene y de capacitación Afirmó que mientras pasa la pandemia debe llevarse a cabo un amplio programa de higiene y capacitación, “algo que debió haberse hecho muchos años antes”. Por ello, ante el actual panorama, la escuela, industrias, empresas e instituciones educativas, además de la restricción de reuniones sociales, eventos deportivos y artísticos, las clases presenciales o viajes, entre otras actividades masivas, al retornarse a la ahora llamada nueva normalidad, tendrán que desarrollar sus propios planes similares a los de análisis de riesgo. “Hoy más del 90% de la población del mundo ha dejado las clases presenciales y cuando se vuelva, habrá que abrir ventanas para ventilación, realizar adecuaciones en instalaciones físicas, capacitar y suministrar equipos de limpieza al personal dedicado a ese trabajo; utilizar desinfectantes a base de alcohol hipoclorito de sodio, que está probado es efectivos para eliminar la influenza y la covid”, añadió. Dio a conocer que para el control del coronavirus sus propuestas son muchas, pero que dependerá de cada institución o empresa diseñar y accionar diagramas de flujo, como acceso a las personas al lugar del trabajo y escuela, cuidar el flujo de personas, fortalecer los manuales de procedimientos, programas de limpieza y desinfección y buenas prácticas de manufactura, entre otras acciones sanitarias, las que deberán sumarse a lo que normalmente hacemos. Ahora, dijo, en universidades y centros de investigación se debe hablar de acreditar programas de limpieza y desinfección para detener la pandemia y dejarlos preestablecidos de manera preventiva. “Estamos hablando de estaciones de lavado, insumos para acceso a las instalaciones de trabajo y estudio, tapetes sanitarios, estaciones de monitoreo y temperatura e, inclusive, áreas para tomas de muestras, además de evitar aglomeración de gente en oficinas.”. Al considerar que aún no se ha terminado con esta primera ola del virus, afirmó que por lo tanto se debe buscar que todos juntos evitemos que la pandemia se acelere de nuevo. Incluso, solicitó que cuando se presente algún síntoma sobre ese mal, debe llamarse a una institución de salud de manera virtual y que, de existir un probable coronavirus, entonces sí se realice la prueba correspondiente. “Hay que atenderse con los especialistas, es la recomendación”. En la conferencia virtual se tuvo la intervención de Joel Arias Martínez, jefe del Departamento de Ciencias de la Salud; las académicas Norma Patricia Silva Beltrán y Luz Angélica Ávila Villa, además del profesor Daniel Sinueh Ríos Eguia, responsable del Centro de Cómputo y de la transmisión.

1 vista
Notas Destacadas
Notas Recientes