• Elisa Quijada

El compromiso social de la Unison y sus objetivos de desarrollo sostenible

Es importante que toda la comunidad universitaria se compenetre del sentido social que tienen las funciones de la institución, tanto en la formación integral de profesionales y científicos en todas las áreas de conocimiento, como al momento de generar, aplicar y transferir el conocimiento y la tecnología en todos los campos del saber, o bien al difundir las distintas manifestaciones del arte y la cultura, como lo afirma su marco normativo y programático, consideró Arturo Ordaz Álvarez, profesor del Departamento de Sociología y Administración Pública de la Universidad de Sonora.



En el Plan de Desarrollo Institucional 2017-2021 de la Universidad, se asume, como parte de su responsabilidad social, que su posición en la sociedad es privilegiada para apoyar el cumplimiento de los 17 objetivos establecidos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, así como para contribuir a la solución de los principales problemas de su entorno estatal, regional y nacional. Por ello reitera su compromiso con sus funciones sustantivas, dijo.


Con ello es comprensible, indicó, su relevante papel en la atención de los principales problemas del entorno y la mejora de los niveles de bienestar de la población de la entidad, la región y el país.


Dijo que la crisis de salud que vive el mundo a consecuencia de la pandemia del Coronavirus, ha impactado negativamente los diferentes sectores de la vida social y que de esa manera los avances positivos alcanzados con los programas y proyectos de los Objetivos del Milenio, hoy se ven mermados, obligando a redoblar esfuerzos para recuperar los índices logrados en el mejoramiento de la vida de millones de personas en el mundo.


Asimismo, planteó que con la reactivación de la actividad económica es imprescindible dar sentido de inclusión, equidad, sostenibilidad y justicia social a los esfuerzos de la Universidad y de la sociedad en general y su gobierno, para la concreción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La Agenda 2030,añadió, requiere de todos los universitarios para asumir un compromiso con los principios de una ética pública que tiene como destinatario al mismo ser humano.


Ordaz Álvarez recordó que, en septiembre de 2015, el pleno de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas acordó la Agenda 2030, en la que se incorporaron 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).


De esta manera, la comunidad mundial consideró promisorio dar continuidad a los esfuerzos realizados en el combate y reducción de la pobreza por los siguientes 15 años, una vez que se ponderaron favorablemente los resultados de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio, vigentes desde el año 2000 al 2015, dijo.


Explicó que en lo que va del siglo XXI, diversas organizaciones públicas, sociales y privadas han manifestado su interés en asumir como principios de su vida cotidiana el promover y realizar acciones a favor de tales objetivos. En el ámbito educativo, se ha puesto atención, preferentemente, a las prácticas que deben llevar a cabo aquellas universidades que se reconocen como socialmente responsables.


El profesor de la Licenciatura en Administración Pública comentó que en México, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies) incorporó en 2018 la Responsabilidad Social Universitaria (RSU) como un principio rector y transversal de las funciones universitarias, difundiendo y promoviendo su concepto y enfoque como un componente que no sólo es útil en términos de las tareas que tienen estos organismos, sino que también contribuye a la concreción de los propósitos de un desarrollo integral, inclusivo y sostenible.


En esta perspectiva, se concibe que la Universidad es un actor fundamental en el impulso, promoción, concreción y evaluación de acciones a favor de los ODS. Anuies concibe, además, que la RSU forma parte de la gestión académics y administrativa de las universidades, como un componente constitutivo de su vida institucional.


De allí, recalcó el docente, la interacción permanente y proactiva que debe darse entre los actores internos a la universidad con los actores externos, buscando coordinarse y colaborar en la implementación de sus actividades para el logro de resultados socialmente significativos.


El Presidente de la Academia de Administración Pública afirmó que la Universidad de Sonora, la institución de educación superior más importante del noroeste del país, y una de las 15 universidades mejor calificadas en México, ha hecho suyos estos compromisos por el desarrollo sostenible.

2 vistas
Notas Destacadas
Notas Recientes